Miércoles
18
Septiembre
Occidentes

El reconocido folclorista murió esta mañana en el Sanatorio Otamendi de la ciudad de Buenos Aires debido a una afección pulmonar. El Chango Farías Gómez tenía 73 años.

Falleció el Chango Farías Gómez


Hablar del Chango Farías Gómez es hablar de revolución. Una revolución que tenía como eje el folclore y que se expandía hacia todos los espacios posibles que el mismo folclore le ofrecía en sus diferentes matices, esos puntos imperceptibles que tanto les cuesta ver a aquellos que desconocen la dinámica de un hecho cultural, llamémoslo escritura, música o pintura.

El Chango era un revolucionario íntegro en todos los aspectos. No es casual que su música no lo sea. Su propia creación habló siempre de él y su actitud frente a la música. Bien podría haberse quedado conforme con su primera muestra en los Huanca Hua, aquel grupo polifónico que mostró una nueva forma de hacer folclore en esos años, a principos de los sesenta, o con el Grupo Vocal Argentino, una excelente propuesta vocal considerada por algunos críticos como la mejor formación vocal de folclore. Pero claro, el Chango era un creativo que movió permanente las cosas de lugar. El estancamiento era tema de otros, que la casa la ordenen los demás, él estaba para demostrar que siempre había una nueva manera de hacer las cosas, sobre todo, y ahí la paradoja, en el folclore, algo tan tradicional.

De más está decir que no le fue fácil mostrar un folclore renovado, con instrumentos provenientes del rock o con armonías más propias del jazz. Y esa fue la principal batalla que tuvo que librar, la de la compresión en su tiempo. Hoy es fácil salir a tocar folclore con batería, bajo y guitarra eléctrica. El público ya está educado y no le hace ruido. Pero recuerdo, y esto entiéndase a modo personal, que cuando el Chango armó en el año 1985 ese fantástico proyecto revolucionario que se llamó Músicos Populares Argentinos, MPA, en los que incorporó instrumentos eléctricos tales como bajo y batería a los ya tradicionales como el bombo o la guitarra clásica, tuvo más aceptación entre el público joven del rock que entre los aficionados al folclore tradicional, aquellos que no lo entendieron en su tiempo. Claro, esos jóvenes del 80 crecieron, crecimos permítanme decir.

El Chango luchó siempre con la comprensión, pero eso no disminuyó su convicción de entender a la música como un acto creativo y no como un estereotipo inmóvil. Este año estuvo presente en el Festival de la Salamanca 2001 con su Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango, en su lugar de origen, Santiago del Estero y, fiel a su estilo, nos dio una clase de música folclórica a los que estábamos allí. Entendió siempre que el folclore es renovación, que ni siquiera la guitarra o el bombo son instrumentos autóctonos y que sin embargo son los instrumentos clásicos del folclore, entonces, decía, por qué no sumar otros instrumentos autóctonos que aporten a nuestro folclore, por qué no sumar armonías de jazz que lo enriquezcan, si al fin de cuentas el folclore está inundado de elementos foráneos y no por eso deja de ser folclore, porque la cultura es una sola, muy a pesar de los componentes. De todas maneras lo entendieron muy pocos, le pedían chacareras que no salieran del estereotipo, una lástima. Algunos, permítanme esta licencia de egoísmo, lo disfrutamos por última vez en ese escenario, como si fuera el último cumpleaños de nuestro padre. Y sí, crecimos junto a él cuando éramos adolescentes y no lo entendimos, ahora que se fue, como pasa siempre con los padres, miramos la silla vacía y nos decimos, sin consuelo, cuánta razón tenía.

Ricardo Cardone

Fuente: Radio La Quebrada

Noticias de Música
Servicios de Música finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Música
Maxi Oliva en las noches de folklore de HCD de San Isidro
El cantante sanisidrense, que interpreta un repertorio popular argentinos que incluye tangos y ritmos de varias regiones del país, se presentará junto a artistas invitados el sábado 15 de julio, desde las 20, en el Concejo Deliberante de San Isidro (25 de Mayo 459). Entrada gratuita
Laura Albarracín asume "Sin lágrimas" su nuevo presente en el tango
Con solvencia, un gran dominio de la voz y una interpretación sentida, encara un cancionero de tangos populares como “Yuyo verde” y “Arrabal amargo", entre otros.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2019 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web