Lunes
25
Mayo
Occidentes

Se perdieron uno de los arranques más poderosos de la literatura del siglo XX, a un personaje que se convirtió en un género, a la dulce y cruel Lolita.

La editorial que rechazó a Borges y a Nabokov


Una serie de documentos que aparecieron en el archivo de la Universidad de Texas revela que Alfred A. Knopf Inc., una de las editoriales más prestigiosas de los Estados Unidos, rechazó en 1955 el manuscrito de Lolita, la novela que consagró a Vladimir Nabokov como uno de los grandes escritores de su época. El lector a cargo de su evaluación la desechó por ser "demasiado picante", pero no fue la única gran obra que se les escapó.

Se sabe que este tipo de deslices son la pesadilla de los editores, cuyas reputaciones dependen tanto de lo que publican como de lo que no saben ver. La lista negra de Knopf se completa con best sellers como el Diario de Ana Frank o Rebelión en la granja, de George Orwell. También hay nombres fuertes como Sylvia Plath, Jack Kerouac, Jean Paul Sartre o Jorge Luis Borges, al que desecharon por ser "totalmente intraducibles". El de Knopf es un caso emblemático, ya que no es una editorial menor. Allí han publicado 17 autores que ganarían el Nobel así como 47 obras de ficción, biografía e historia que se llevarían el Pulitzer, una de las máximas distinciones de los Estados Unidos.

El informe sobre Lolita es uno de los miles que hay entre los archivos con las cartas de rechazo de la editorial Knopf que hoy están en la Universidad de Texas. Tras una visita que hicieron en 1959, Alfred A. Knopf y su esposa prometieron donar una importante sección de su biblioteca así como los jugosos documentos de la editorial donde figuran sus ilustres rechazos. Los extractos de esos informes, tajantes en muchos casos, cobran hoy un relieve irónico. En el caso del Diario de una niña, de Ana Frank, el informe es de mediados de 1950. "Es insulso, una aburrida crónica de disputas familiares, enfados mezquinos y emociones adolescentes" escribe el lector sobre uno de los grandes best sellers de todos los tiempos, con millones de ejemplares vendidos en diferentes lenguas. Sin embargo, Knopf no fue el único en rechazarlo. Tuvo que pasar por 15 editoriales hasta que en 1952, el sello estadounidense Doubleday lanzó la versión en inglés.

Los chascarrillos y las sentencias sobre las obras son una constante en el estilo de los informantes. Sobre Rebelión en la granja, el lector le explica detalladamente a la editorial por qué es imposible vender historias sobre animales en los Estados Unidos; a un libro del Nobel Isaac Bashevis Singer lo resumen como "Polonia y los judíos ricos otra vez". Con Sylvia Plath, el tono es aún más duro: "no hay el suficiente talento genuino como para darnos por aludidos". Algo menos afiladas, aunque también negativas, son las reseñas de libros de Jean Paul Sartre o del narrador de la generación beat Jack Kerouac.

Lo increíble, según David Oshinsky -un historiador que ha investigado estos documentos en la Universidad de Texas-, es que la mayoría de los informes que rechazan la publicación son textos efectivos y convincentes: aun cuando le cierran las puertas a Borges, le dicen que no a una picante Lolita, de Nabokov.

Fuente: Clarin.com

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web