Jueves
18
Julio
Occidentes

Señalan que seguirá existiendo en su formato tradicional en las librerías. El coleccionista Ángel Muñoz ofreció la conferencia "La historia del libro contada desde la casa de un anticuario".

El libro impreso no corre riesgo alguno ante Internet


El coleccionista de libros Ángel Muñoz descartó que ante el auge de Internet el texto escrito corra algún riesgo, pues en su opinión, el libro en su formato tradicional seguirá existiendo en las librerías.

Al ofrecer la conferencia "La historia del libro contada desde la casa de un anticuario", que impartió en el Casino Militar del Campo Marte, en el marco de la IV Feria de Arte y Antigüedades de México", que del 6 al 10 de junio se realiza aquí, recordó que ese fue el presagio en un principio pero la amenaza está conjurada.

"Este caso fue algo similar a lo que ocurrió con el cine al salir las reproductoras caseras, cuando se pensó que el cine desaparecería pero no fue así; algo similar pasó con el libro, pero éste se sigue vendiendo", comentó Muñoz, ingeniero civil nacido en España y naturalizado mexicano desde hace varios años. A quien ha afectado Internet, consideró, es a las librerías, pues en los portales uno puede adquirir los libros que a uno le interesan, sin salir de su casa para buscarlo.

"Tal vez esto si ha afectado directamente a los libreros, pero existe una diferencia, pues uno al visitar una librería puede tocarlos, olerlos, ver parte de su contenido y decir este no lo he leído, en cambio en el Internet uno selecciona nada más el texto que le importa y lo tiene en minutos en su hogar", destacó.

Recordó que el libro tiene sus orígenes en aquellas escrituras primigenias que se encontraron en las cavernas.

"Naturalmente esos libros no se podrían llevar de un lado a otro, es decir, no se podrían trasladar; tiempo después se crearon las tablillas de barro y arcilla, papiro y el pergamino y así se fue gestando la concepción del libro", añadió.

Refirió que las obras pasan por los griegos, romanos y después viene el caos de la Edad Media, una época de tinieblas, pues los libros dejan de divulgarse y solamente en los monasterios se preserva ese arte de escribir, encuadernarlos y cuidarlos.

"Básicamente, los árabes y los judíos lo preservan en España y después en los monasterios católicos, quienes hacían los textos e incluso los libros eran muy grandes y se amarraban con cadenas en las sillas para que no fueran robados", recordó Muñoz.

Con la imprenta de Gutemberg empieza a haber una gran circulación de libros, aunque en México el primero de ellos lo publica Juan Pablos en 1536.

"Ese libro fue el primero en toda Latinoamérica y bueno con esto viene a desarrollarse el libro moderno en imprenta, como un contenedor de cultura y una obra de arte", concluyó.

Fuente: El financiero

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La mujer chilena en la Feria del Libro de Buenos Aires
Con un pabellón dedicado a la mujer y la participación de destacadas escritoras, Chile volverá a estar presente en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2019 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web