Jueves
27
Febrero
Occidentes

"La libertad de poder callarte también es importante", comentó Ana María Matute, que se confesó enamorada de Granada

''Me gustaría celebrar mi centenario como Ayala''


No hay palabras para describirla. Ana María Matute es única. Su simpatía es desbordante, su talento innegable, su sencillez maravillosa. Además, es guapa. Muy guapa. También elegante. Transmite mucho. Ayer apareció en la rueda de prensa que ofreció en Puerta Real vestida con un traje de chaqueta camel y una camisa blanca sutilmente bordada. En la camisa, un broche en tonos oscuros y en la mano un bastón con empuñadura. Un aura muy especial, como la que uno imagina que puedan tener las hadas buenas de los cuentos, la rodeaba.

Ana María Matute llegó un poco tarde porque se quedaba embelesada por las calles de Granada. Y es que el amor por esta ciudad se lo transmitió su padre cuando ella era muy pequeña. "Él, tan catalán, sentía una debilidad grandísima por Andalucía, sobre todo por Granada y por Sevilla. Nos trajo a Granada. Vimos la Alhambra. Me pareció una maravilla, algo impresionante, a pesar de que había leído y visto muchas fotografías y reportajes sobre el monumento".

"Cuando la toqué, sentí que permanecía en ella ese mundo de presencias, el mismo que notamos cuando visitamos un jardín histórico o un castillo, es algo fantástico, una sensación que te llega y enriquece".

La escritora, invitada a la Feria del Libro, mantendrá esta mañana un encuentro con cuatrocientos escolares granadinos. Una experiencia que le encanta. "Me gustan muchísimo los niños. Es lo mejor que tenemos. Con los niños más pequeños me río muchísimo. Una vez me preguntó uno de 9 años: '¿Y tú tienes casa?'. Y luego dijo: '¿Y tú ganas dinero?'. Otro preguntó: '¿Tú escribes en la cocina o en lo alto de los árboles?'. No sé qué idea podían tener de lo que es un escritor, algo parecido a un extraterrestre", comentó entre risas.

Asegura que, cuando después de una charla los niños se le acercan para abrazarla siente mucha emoción. "Es que tengo el grifo muy flojo", dice señalándose los ojos. Sin embargo, lo que la asusta son las cámaras de fotos. "No sé, cuando se acercan mucho me dan como, ¿uff!, miedo, me parece que me van a fusilar". Ana María Matute vive la vida con intensidad. Y así lo trasmite a quienes la rodean. Además de los niños a ella le encantan las ciudades, las ferias de libros e incluso los periodistas. "Creo que periodistas y escritores nos ayudamos los unos a los otros. Difundir la cultura es muy importante. Y lo que sirve para apoyarla es bueno. La ignorancia es un enemigo para todos".

Nueva novela

También tuvo ayer piropos para Francisco Ayala. "Está estupendo, estupendo. Y muy guapo. Coincidimos en enero, en la cena de la Academia, y me encantó saludarlo, tan inteligente como siempre. Nos conocimos hace muchísimos años en Nueva York. Ya me gustaría poder celebrar mi centenario como lo ha celebrado él", confesó.

Ana María Matute se interesa por todo y por todos. Si le hablas te coge la mano con ternura. Pregunta tu nombre y te mira a los ojos. Ahora está inmersa en una nueva novela de la que sólo quiso desvelar el título, 'Paraíso inhabitado'. Una historia en la que lleva trabajando dos años y que presentará en octubre. "No quiero decir nada más porque da mal fario, mala suerte, y yo soy muy supersticiosa". Del oficio de escribir comentó que es muy difícil. "No es ponerse a contar cosas, como si nada. Cuesta mucho, amargura, ratos malos, escribir es muy difícil. Sobre todo si eres muy joven y estás empezando".

Además, ella se niega a utilizar el ordenador. "Escribo con una máquina eléctrica. Con dos dedos. No corrijo cuando escribo, sino después, y con muchos colores. Las páginas se quedan hechas un mapa". La autora de 'Olvidado Rey Gudú' se despidió de su público hablando de libertad. "La libertad es una actitud interna e individual que no te pueden quitar aunque te encadenen. La libertad de poder callarte también es muy importante".

Fuente: Ideal Digital

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web