Sábado
19
Septiembre
Occidentes

El lado desconocido de Guevara sale a la luz. La viuda relata por primera vez anécdotas familiares sobre los momentos que vivieron juntos. El libro, Evocaciones, fue presentado ayer en Italia.

Aleida March cuenta secretos del Che


El costado más desconocido de la vida del mítico Ernesto Che Guevara salió a la luz ayer, con la publicación de un libro escrito por su viuda, Aleida March, después de 40 años de silencio, en el que refleja los duros momentos de la vida íntima junto al líder revolucionario y sus encuentros clandestinos.

Aleida - que estuvo junto al Che durante ocho años, y con quien tuvo cuatro hijos - ofrece en Evocación, a través de reveladoras anécdotas, un valioso testimonio de las dificultades y las alegrías de haber convivido con alguien que antepuso sus sueños políticos a su propia vida y a su familia.

"El Che volvía tarde a casa, a las tres o cuatro de la madrugada, a veces a las seis. Dormía sólo cinco o seis horas diarias. ¡Imagínese! ¡Estaba construyendo una nueva sociedad! ¡No podía dedicarse al hogar y a la casa!", dijo Aleida, en vísperas de la presentación del libro, que se realizó ayer en Italia, según informa hoy el diario español El País.

El libro incluye cartas, poemas, reflexiones, postales, y otros documentos del Che que se publican por primera vez, y que forman parte de su correspondencia privada.

Aleida cuenta que llevaban sólo 10 días de casados cuando, el 12 de junio de 1959, el Che salió de gira por los países del Pacto de Bandung. Era un viaje largo, de tres meses, por lo que ella le pidió que la llevara como su secretaria, su puesto real en Cuba. Pero el Che se negó rotundamente.

"Fue el momento en que comencé a conocerlo con mayor profundidad, cuando me argumentó que además de secretaria era su esposa y que se vería como un privilegio, porque los otros no podían hacerse acompañar de sus compañeras". En aquel momento Aleida se sintió desgarrada por el dolor.

Cuando nació la primera hija de ambos, Aleida Guevara March, en noviembre de 1960, el Che estaba en una "misión" por los países socialistas. Él quería que fuera varón: se llamaría Camilo, en honor de su compañero de lucha y amigo Camilo Cienfuegos.

"En tono jocoso y con su ironía habitual, me envió un telegrama en el que decía que si era niña la tirara por el balcón", cuenta su viuda en Evocaciones. Cuando el Che estaba en Shanghai supo del nacimiento de la niña y le envió una postal a Aleida. "Tú siempre empeñada en hacerme quedar mal. Bueno, de todas maneras un beso a cada una y recuerda: a lo hecho pecho. Abrazos. Che".

Aleida también recuerda en el libro los duros momentos vividos en los encuentros clandestinos de la pareja en Tanzania y Praga, poco después de la fracasada experiencia guerrillera del Congo.

En enero de 1966, Aleida llegó a Tanzania, disfrazada y después de un viaje con varias escalas, temblando: "Llegué muy nerviosa, en un mar de dudas (...). Sin embargo, ese estado desapareció de inmediato, al darme cuenta de que era él, y que ya estábamos juntos de nuevo".

A los cuatro meses, de nuevo hizo esfuerzos por reunirse en Praga con él, pese a las dudas del Che. Antes de encontrarse, Aleida recibió una carta de su esposo: "Dos letras. No es verdad que no quiera verte ni que huyera. (...) No creí bueno que vinieras porque podrían detectarte (checos o enemigos), porque se notaría nuevamente tu ausencia de Cuba, porque cuesta plata y porque me afloja las patas".

Aleida ya no vería al Che, después de que él partiera hacia Bolivia. Poco después de que su marido dejara La Habana, Aleida recibió un poema que el Che dejó escrito para ella: "Adiós, mi única, no tiembles ante el hambre de los lobos / ni en el frío estepario de la ausencia / del lado del corazón te llevo / y juntos seguiremos hasta que la ruta se esfume".

Fuente: Perfil.com

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web