Viernes
28
Febrero
Occidentes

La albacea del legado literario de la poetisa chilena Gabriela Mistral, Doris Atkinson, firmó hoy en Washington los documentos que autorizan a que los escritos de la premio Nobel de Literatura en 1945 regresen a su país de origen.

El legado de Gabriela Mistral, más cerca de Chile


Además de firmar esos documentos en una ceremonia en la representación diplomática chilena en Washington, Atkinson se reunió con el embajador de Chile en Estados Unidos, Mariano Fernández, para designar a los destinatarios del legado de la escritora, que consta de cerca de 40.000 originales de sus obras.

Ese material se encuentra actualmente en la Biblioteca del Congreso estadounidense por decisión de Doris Dana, que fue la asistente personal de Mistral, y pasará ahora a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos de Chile, según resolvió Atkinson, sobrina y heredera de Dana.

Los derechos de autor y las regalías de sus obras han sido cedidos a la Orden Franciscana de Chile, mientras que los manuscritos y una serie de objetos personales de la autora se repartirán entre la Biblioteca Nacional de Chile y el museo de Gabriela Mistral en San Isidro de Vicuña, su localidad natal.

Fernández explicó que para su país es muy importante la recuperación de esta obra, ya que Mistral, cuyo verdadero nombre era Lucía Godoy y Alcayaga, fue la primera latinoamericana en ganar un premio Nobel de Literatura.

Fernández confirmó que el traslado de los preciados documentos, valorados en cerca de dos millones de dólares, llevará su tiempo, ya que antes de ser trasladados y para evitar posibles confusiones o extravíos serán inventariados "página por página" en la misma embajada chilena.

Gabriela Mistral, nacida en Chile en 1889, ganó su primer premio literario en 1914 por la pieza "Sonetos de la Muerte" y posteriormente se dedicó a enseñar, escribir y viajar como diplomática por América y Europa.

Tras ser galardonada con el premio Nobel de Literatura de 1945, terminó su vida en Nueva York, donde murió de cáncer a los 67 años y Doris Dana, su asistente y amiga, pasó a ser la heredera de su legado.

Dana, que falleció el pasado 28 de noviembre en Florida, decidió que los escritos de la poetisa chilena permanecieran en la Biblioteca del Congreso de EE.UU. por considerar que en Chile no existían las condiciones adecuadas para su conservación.

Fuente: Terra

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web