Lunes
24
Febrero
Occidentes

La publicación de su último libro, El curandero del amor, por la editorial Planeta, provocó la incomodidad de muchos. Aquí, sus confesiones sobre el oficio de escribir.

El realista atolondrado


Washington Cucurto nació como Santiago Vega en Quilmes, en 1973. Su nombre es uno de los más destacados del movimiento de poesía independiente que se desarrolló en la ciudad de Buenos Aires durante la década del 90. Publicó los poemarios Zelarrayán, La máquina de hacer paragüayitos y Veinte pasajeros contra un punga, entre otros. Pero podría arriesgarse que la difusión de su obra cobró verdaderas dimensiones a partir de la publicación de sus trabajos narrativos, entre ellos la novela Cosa de negros (Interzona), que agotó al día de hoy dos ediciones, y Las aventuras del Sr. Maíz.

Cultor de lo que él denomina como "realismo atolondrado", y responsable único de la importación del ambiente de Constitución, la cumbia y la música tropical a la literatura argentina, es un devoto declarado de la literatura latinoamericana contemporánea, y sus textos han sido traducidos al alemán y recogidos en diversas antologías.

Cucurto es un personaje incómodo para el campo literario local. Críticos como Marcelo Cohen o Beatriz Sarlo han comenzado a trazar aproximaciones a su obra, por momentos inclasificable. Y su figura, casi siempre polémica, causa tantas adhesiones como rechazos. A fines del año pasado su contratación por parte de la editorial Planeta, para la publicación de su última novela (El curandero del amor), y sobre todo la campaña publicitaria pergeñada alrededor del libro (definido como "el hecho maldito de las literatura argentina", y con abiertos desafíos al escritor insigne de la editorial, Jorge Luis Borges, todo lo que puede verse en el blog www.elcuranderodelamor.blogspot.com) provocó reacciones de lo más variadas.

Cucurto no se cansa de decir que el día que se aburra de escribir abandonará la literatura, y que ese día está cada vez más cerca. Mientras tanto, con el desparpajo que lo caracteriza, aquí responde sobre sus libros y autores favoritos.

–¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

– El Manual de automóviles del Peugeot 404. Mi padre quería que estudiara mecanica de autos. ¡Tenía unos dibujos de autos increíbles!

–¿Cuál es su autor favorito vivo?

–Juan Incardona e Inés Acevedo.

–¿Qué libro se llevaría a una isla desierta?

–No me llevo un libro ni en pedo. Me llevaría una negra dominicana.

–¿Cuál es el último libro que leyó o qué está leyendo en este momento?

–Adiós mariquita linda, de Pedro Lemebel.

–¿Qué libro reciente no pudo terminar de leer?

–Todos los libros que empecé no los pude terminar.

–¿Qué libro quisiera releer pronto?

–Fútbol, dinámica de lo impensado, de Dante Panzeri.

–¿Cuándo escribe?

–Cuando tengo un poco de tiempo, o sea casi nunca. A menos que me paguen, entonces me invento un tiempo.

–¿Quién debería ser el próximo Nobel?

–Fabián Casas.

–¿Cuáles son sus rituales o supersticiones a la hora de escribir?

–Comer bien, tomar bien, si es posible ir a bailar cumbia a Constitución, sería lo más.

–¿Cuál es su comienzo favorito de la literatura universal?

–"¡Agarrenmeeee que lo matooooo!", (La piel de caballo, Ricardo Zelarrayán).

Fuente: Perfil.com

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web