Viernes
21
Febrero
Occidentes

Según la denuncia, tomó partes de la pieza teatral "Los indios estaban cabreros"

Acusan a Andahazi de plagiar una obra para su best seller


Federico Andahazi fue acusado de plagio por su novela El Conquistador, ganadora del Premio Planeta 2006. La denuncia fue presentada ante el Juzgado Nacional Federal en lo Penal Nø 9 por Agustín Cuzzani, hijo del dramaturgo Agustín Cuzzani, quien asegura que El Conquistador es plagio de la obra Los indios estaban cabreros, pieza teatral escrita por su padre y estrenada en 1958.

"No se puede plagiar lo que se desconoce", subrayó Andahazi, luego de afirmar terminantemente que nunca había tenido noticias de la obra, "ni la leí ni la vi en ninguna oportunidad".

De acuerdo a un informe elaborado por Graciana Vázquez Villanueva, doctora en Letras e investigadora, a pedido de Cuzzani, la novela de Andahazi, que actualmente ocupa uno de los primeros puestos de venta del país, reproduce tópicos, personajes y reformula frases de la obra de teatro Los indios estaban cabreros.

"El leit motiv de la novela es el mismo que el de la obra y además hay entre ambas diecinueve puntos de contacto", explicó Cuzzani. Tales puntos incluyen, según el estudio, el eje argumental, los protagonistas y los lugares en los que se lleva a cabo la acción, entre otros.

Ambas presentan a un líder del imperio azteca que viaja a Europa antes de la llegada de Colón a América con la intención de traer información sobre la vida y las costumbres europeas.

"Uno de los principales problemas con el plagio es que la ley no define qué es el plagio. Ahora, plagiar es robar y es la imputación de mayor deshonor que se le puede hacer a un intelectual", puntualizó Oscar Finkelberg, abogado de Andahazi, que ya tiene entre manos un pedido del autor para presentar una denuncia contra Cuzzani por calumnias e injurias.

"El derecho de autor protege las formas expositivas, el estilo personal del autor. No protege los temas ni los argumentos y mucho menos los hechos históricos y las leyendas, como es este caso", continuó Finkelberg y agregó que la línea argumental que está en disputa no es original, "se reconocen antecedentes anteriores a la obra de Cuzzani, incluso desde principios del siglo XX".

Una de las coincidencias destacadas por Vázquez Villanueva es que ambas obras se inician en un mercado azteca: "Estamos en la plaza del Mercado de una pequeña aldea de pescadores a orillas del Mar Atlántico, en las costas mexicanas del Imperio Azteca", dice Los indios .... En tanto que en El Conquistador se lee: "La plaza del mercado, rodeada de canales, se iba poblando a medida que llegaban las barcazas cargadas. Era aquél el corazón del Imperio Mexica".

"Hay un interés oscuro detrás de esto", resumió Andahazi y definió su posición: "Creo que la actividad literaria es un campo de la libertad absoluta. El límite es el plagio, así lo he entendido siempre". Desde la editorial Planeta manifestaron su apoyo al autor y confiaron que la situación se aclare por vía judicial.

Fuente: Clarín

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web