Lunes
14
Octubre
Occidentes

Más de mil personas en la 2ª Feria del Libro Independiente

La palabra sin código de barras encuentra un refugio


Cerca de 100 stands (el doble que en la anterior) y más de mil personas que circularon durante todo el día. Libros, revistas, fanzines, poesía en los más variados formatos, material contrainformativo, todo tipo de publicación autogestionada, y mucha -y diversa- música en vivo acompañando y amenizando la jornada. Pero el saldo, al margen de los números y la estricta reseña, pareció ser el entusiasmo colectivo (en algunos casi eufórico) que sobrevoló la 2ª Feria del Libro Independiente, que se realizó este domingo, y que le otorga a este espacio-proyecto una potencialidad ilimitada.
“La Feria Internacional de Buenos Aires es la feria del editor, donde el autor no existe, no participa, cobra un 8 % de su talento y el resto se lo comen los intermediarios”, precisa Ezequiel Abalos, periodista especializado en rock y conductor del programa Argentilandia en FM La Tribu. Precisamente el germen de este proyecto nace en las contraferias que se autoconvocan cada año como forma de protesta a la impronta de la feria oficial, donde se reclama la apertura a las editoriales independientes y que la entrada sea gratuita. En la contraferia de este año se suman varios colectivos, grupos de poetas y editores independientes y surge la idea de construir un espacio propio. Comienzan a reunirse, lanzan la convocatoria y así surge FLIA: Feria del Libro Independiente... “El dogma llega hasta FLI, la A tiene varias versiones: Autómona, Alternativa, Autogestiva, Abierta... eso todavía no lo cerramos, es un proceso en construcción que estamos generando colectivamente, de conjunto, de manera horizontal y deliberada”, explica Néstor Ventaja, poeta y uno de los motorizadores del espacio.
La primera se realizó el 14 de mayo en el Sexto Cultural, barrio de Chacarita, y participaron cerca de 50 stands. En la de este domingo se duplicó el número de expositores y circularon más de mil personas durante todo el día. El lugar ya quedó chico. También estuvo el Frente de Artistas del Borda, hubieron recitados de poesía, bandas de música de diferentes estilos, teatro, proyecciones, muestras de fotos, charlas temáticas, serigrafía y transmisión de radio en vivo (La Tribu y Radio Libre), lo que convirtió a la feria en un encuentro multidisciplinario.
Precisamente la convivencia en la heterogeneidad, la confluencia de distintas tribus y subculturas, fue uno de los aspectos más resaltados. Para Pablo, del grupo de poesía Ocio Verde, “lo bueno es la diversidad, que el espacio es amplio. Acá convive gente de distintos palos y tendencias, gente vinculada al peronismo de izquierda, al anarquismo... todos dentro de una misma lógica. Mientras nadie venga a manipular ni a aparatear, está todo bien”.
El colectivo de contrainformación Argentina Arde participó exponiendo su trabajo de investigación periodística y documental sobre la problemática en Villa Inflamable. “Hay una multitud de experiencias recontra fragmentadas, chiquitas, alternativas, con diferentes propuestas y que muchas veces no se conocen entre sí –apunta Flavia-. Esto está bueno aunque sea como ámbito de intercambio y conocimiento dentro de lo limitado que puede ser una jornada con semejante cantidad de gente y semejante cantidad de información”. Para el Polaco, “tal vez este tipo de encuentros sea uno de los signos de esta época; después del auge de 2001, en esta época de reflujo este tipo de experiencias puede marcar nuevos intentos de encuentro, de resurgir, de reencontrar espacios de articulación. Éste como tantos otros. Somos huérfanos de aquella calle que supimos conquistar, la cosa cambió, el `orden´ se restauró, y como seguimos luchando tenemos que ir acomodándonos”.
¿Quiénes impulsan este reacomodamiento cultural? “Los que decimos no al impuesto a la palabra, no al copyright, sí a compartir nuestros escritos, los que buscamos una distribución alternativa, donde confluya todo lo prohibido, todo lo descartado por el sistema. Los que no estamos de acuerdo con las formas con las que se está divulgando el pensamiento”, explica Abalos. En sintonía, completa Ventaja: “Intentamos plantar una bandera de resistencia contracultural, sin sponsors, sin subvenciones. Acá podés escuchar una gran cantidad de voces heterogéneas, que buscan otras formas de expresión cultural, que salen por completo del control de los medios de comunicación, que expresan desde su lugar de resistencia y lucha su verdad y su historia”.
Giselle es una joven poetisa que se enteró casi por casualidad y se acercó sin conocer a nadie. Montó su puesto con sus librillos artesanales a los que bautizó Célula Material. En uno de esos podía leerse: “Células de expresión insegura, párrafos sin final, fuegos artificios sin luz, incógnitas, dudas, deseos... Esas células comenzaron a atraerse, y a acomodarse en esta forma básica rectangular (...) Pasaron algunas semanas, las microscópicas células se habían transformado en una gran célula que nutrida con fuerzas y energía suficiente comenzó a duplicarse incontables veces siendo su único anhelo propagarse por toda superficie...”.

Fuente: Prensa de Frente

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2019 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web