Sábado
19
Septiembre
Occidentes

El poeta de Moguer volverá a sorprender en el 2007

'Libros de amor' descubre a un Juan Ramón Jiménez carnal y erótico


Cuando acaba de terminar el año que celebró el cincuenta aniversario de la entrega del premio Nobel a Juan Ramón Jiménez, el poeta de Moguer volverá a sorprender en el 2007, ya que se está preparando un libro inédito con los poemas que escribió sobre sus muchas relaciones amorosas y carnales, antes de conocer a su mujer, Zenobia Camprubí. "Libros de amor" es el título del poemario, que aparecerá hacia el otoño en la editorial Linteo, editado y dirigido por el profesor y poeta José Antonio Expósito, y que mostrará a un Juan Ramón desconocido hasta ahora, puesto que el poeta platónico y simbólico por excelencia se revela aquí como un activo amante, con un carácter sexual y erótico muy explícito.

El libro contiene poemas desconocidos que escribió sobre sus muchas relaciones amorosas, antes de conocer a su mujer, Zenobia Camprubí

Se trata de un libro que "dará mucho que hablar por lo extraño que es hasta ahora", explica Expósito, "porque sin abandonar su profundo lirismo y transcendencia, Juan Ramón plasma aquí un erotismo y una sexualidad muy explícitas que eran incluso extrañas para la época y concretamente para la lírica española".
Y es que Juan Ramón Jiménez compuso este libro entre 1910 y 1911, con poemas que corresponden a sus 20 y 30 años.
Es un libro que Juan Ramón tenía pensado publicar en 1913. En ese mismo año, en julio, acababa de publicar "Laberinto", pero Juan Ramón conoció a Zenobia Camprubí, un hecho que cambió radicalmente su vida, ya que modificó su escritura, su sentir y su orientación lírica", precisa el editor.
En este nuevo libro, recuperado de los archivos históricos y de Puerto Rico, se reunirán 80 ó 90 poemas, de ellos, unos veinticinco totalmente desconocidos, ya que los otros el propio Juan Ramón los incluyó, sueltos, en su primera, segunda y tercer antologías.
Y en él, el autor de "Platero y yo" deja patente su relación con Louisa Grimm, casada con el señor Muriedas, descendiente de los hermanos Grimm y la primera mujer que le abrió hacia la lírica inglesa y hacia la lectura de autores ingleses -una tendencia que luego le acrecentaría Zenobia-, en un momento en el que él estaba más alimentado por la poesía francesa.
También está reflejada, entre otras, su relación con alguna monja y con la mujer del médico, el doctor Lalainne, que le cuidó y le dio alojamiento en su casa durante los meses que estuvo en el psiquiátrico del sur de Francia para reponerse de esa melancolía que le perseguía, cuando tenía 20 años. La cocinera de este hospital, Francine, también fue una de sus amantes, y a ella le dedica muchos de sus poemas.

Fuente: Estrella Digital

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web