Martes
22
Octubre
Occidentes

A pesar de la era tecnológica, donde las computadoras parecen marcar la pauta en la preferencia de los grandes y pequeños, la Alcaldía de Baruta busca rescatar el papel de las bibliotecas en las escuelas municipales.

Bibliotecas municipales de Caracas fomentan a los niños el amor por los libros


Es por ello, que en sus siete centros educativos, cuya población (alrededor de 4.000 niños) va desde preescolar hasta sexto grado, cuentan con espacios modelo acondicionados para estimular la lectura y la escritura, según señaló Oscar Iván Rose, director de Educación de la Alcaldía de Baruta. "Aquí se ha hecho un esfuerzo significativo porque el problema no es la biblioteca como cascarón físico, sino todo lo que envuelve para llegarles a los niños en sentido de formación".
Y es que según afirmó es una cuestión integral, ya que no basta tener un lugar dotado de libros si no se prepara a los docentes para que organicen actividades que incentiven a los niños a adentrarse en la lectura.
Recordó que este año, para dar a conocer los nuevos títulos, la maestra de la escuela José Antonio Paéz se disfrazó de bruja y consiguió una olla grande donde puso los libros nuevos y se los mostraba a los pequeños, que llegaban a la biblioteca.
Para no competir con la tecnología, la escuela también cuenta con una sala de computación que está a disposición de los muchachos en las escuelas para que investiguen las enciclopedias virtuales como Encarta.
Alexis Camacho, alumno de la escuela Danilo José Sanz, asegura que le encanta ir a la biblioteca (Teresa de la Parra, como la llamaron cuando la inauguraron) "a leer un libro que se llama La colombiana". Mientras Celimar Arias, de diez años, indica que le gusta ir para leer cuentos y escribir. Su libro favorito es el "Pollito Pito".
También, Oriana Iturriaga manifestó que "me gusta la biblioteca porque la profesora Estela explica mucho sobre los países, nos cuenta cuentos y a veces vemos películas".
La maestra encargada de este espacio, Estela Villamizar, expresa que "aquí se refuerzan los valores como la responsabilidad. Ellos cuidan esta sala y los libros", expuso al señalar que de perder un texto ellos deben reponerlo.
Añadió que "muchos de los muchachos incluso vienen en la hora de recreo a leer", además de las dos horas académicas que les toca semanalmente y es que "nosotros tenemos los usuarios libres y un club de biblioteca que realiza dramatizaciones". Agregó que los miércoles bajan los libros para que los lean en un espacio más amplio.
Anualmente, las bibliotecas son dotadas con más libros e incluso se les envía la "Caja Viajera", en la cual se colocan nuevos títulos. Los niños durante el año pueden ir pidiendo prestado los libros para su lectura.

por Elizabeth de Ornelas C.

Fuente: El Universal

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2019 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web