Lunes
25
Mayo
Occidentes

El famoso escritor rioplatense Julio Cortázar, al preguntársele sobre la tira cómica, dijo: "No tiene importancia lo que yo pienso de Mafalda. Lo importante es lo que Mafalda piensa de mí".

Mafalda cumplió 42 años


Nacida en la efervescencia de los años 60, Mafalda es una creación del caricaturista argentino Joaquín Lavado, conocido en todo el mundo como Quino. Según opinan los expertos, con Mafalda, el género de la historieta pasó de lo social a lo psicológico.
Inicialmente, fue creada como imagen de una campaña publicitaria de electrodomésticos. Sin embargo, la fuerza del personaje condujo a Quino a seguirla dibujando. Su debut fue el 29 de septiembre de 1964 en Gregorio, un suplemento de humor.
El 25 de junio de 1973, Quino dejó de dibujar las tiras de Mafalda.

Mafalda, la revolucionaria

Mafalda vivió momentos difíciles durante la dictadura militar argentina. En el 42 aniversario de la caricatura, Quino declaró que uno de los problemas que más sufrió durante su carrera como dibujante fue ese periodo de censura.
La situación le obligó a buscar maneras alternas para esquivar ese control. Muestra de ello es el caso de la aversión de Mafalda hacia la sopa, la cual, según el dibujante, era una metáfora del autoritarismo militar de derecha que vivía el país sureño, según señala el diario español El Mundo.
Desde el momento de su publicación, Mafalda se ganó la fama de ser un registro minucioso de la clase media argentina de los años 60 y de los episodios que resaltaban en el escenario mundial para el momento.
Sus amigos, Manolito, Felipe, Susanita, Libertad, e incluso su tortuga, Burocracia, fueron guiños hacia los estereotipos de Argentina y del mundo en el momento, retratando diferentes aspectos del género humano.
Mafalda retrató y opinó sobre eventos tales como la guerra de Vietnam, la carrera espacial, el movimiento tercermundista, el asesinato de Kennedy, los derechos humanos, el sexo, la represión, el psicoanálisis, el feminismo y la religión, entre otros muchos.
En ese sentido, uno de los juguetes preferidos de Mafalda era un globo terráqueo, al cual cuidaba como a un enfermo, lo abrigaba y hasta intentó mejorarlo con las cremas de belleza de su madre.
Una de sus frases célebres señala: "El mundo está mal, le duele el Asia".
Compartió su época con personajes tan diversos y célebres como el Che Guevara, Martin Luther King, U-Thant, Juan XXIII y Los Beatles, de quienes era fanática.
En su carta de presentación al dueño del semanario argentino Siete Días, la propia Mafalda comentó: "Los Beatles me gustan porque son muy alegres, están de acuerdo conmigo en muchas cosas, y tocan la música que nos gusta. Ellos deberían ser presidentes del mundo, porque tienen influencia sobre mucha gente de todos los países".
Tal fue la fama de Mafalda, que el famoso escritor rioplatense Julio Cortázar, al preguntársele sobre la tira cómica, dijo: "No tiene importancia lo que yo pienso de Mafalda. Lo importante es lo que Mafalda piensa de mí".
Por su parte, el escritor y filósofo italiano Humberto Eco comentó en cierta oportunidad: "Puesto que nuestros hijos se preparan para ser, por elección nuestra, una multitud de Mafaldas, no será imprudente tratar a Mafalda con el respeto que merece un personaje real".
Asimismo, el Nóbel de literatura colombiano, Gabriel García Márquez, aseguró años atrás: "Después de leer a Mafalda me di cuenta de que lo que te aproxima más a la felicidad es la quinoterapia".
Las tiras de Mafalda han sido traducidas a más de 20 idiomas, y existen aproximadamente 10 libros con recopilaciones sobre sus tiras, las cuales se conocen en países de habla no hispana como Finlandia, Alemania, Portugal, Grecia, Holanda, Dinamarca, Noruega y Taiwán.
Quino, quien reside en Madrid, España, se ha declarado en múltiples ocasiones sorprendido por la repercusión que han tenido sus dibujos en países tan diferentes a su país natal como Japón o Estados Unidos.
Lo cierto es que con el paso del tiempo, esta historieta protagonizada por una niña rebelde y tierna, junto a su singular grupo de amigos, se ha convertido en objeto de culto, no sólo en su país natal sino en muchos países alrededor del planeta.
Por su parte, Mafalda, quien más de una vez dijo: "Paren al mundo, que me quiero bajar", dejó las historietas, con la promesa de tomar cartas en el asunto de las guerras.
"Cuando sea grande voy a ser traductora de la ONU. Pero cuando los embajadores se peleen voy a traducir todo lo contrario, para que se entiendan mejor y haya paz de una buena vez".
(Anchi. Extraído de Visiones Alternativas)

Fuente: Siglo 21

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web