Lunes
24
Febrero
Occidentes

Se reúne García Marquez con el Consejo Asesor Externo de TV UNAM; le complace saber que Carlos Fuentes se siente reconocido con su premio Nobel

Visita García Márquez TV UNAM


Que el escritor mexicano Carlos Fuentes haya dicho que no le preocupa ganar el Premio Nobel porque con el obtenido por Gabriel García Márquez en 1982 se reconoció a toda su generación, es algo que a "don Gabo" le apena pero agradece. No conocía la declaración hecha hace unos días por Fuentes, pero la afirmación le conmueve y dice que será una cosa más que agradecer al autor de "La región más transparente", quien considera al colombiano un icono de la literatura hispanoamericana contemporánea.

El autor de obras como "Cien años de soledad" y "Del amor y otros demonios" fue abordado luego de una reunión del Consejo Asesor Externo de TV UNAM, el Canal de los Universitarios, donde fue el centro de la atención.

No dio más declaraciones, ni siquiera sobre la reunión porque, dijo bromista, "no se lo vayan a decir a nadie, pero yo no veo tele", pero su presencia causó revuelo y persecusiones femeninas de quienes le pedían entrevistas, autógrafos o ya de menos, un abrazo del recuerdo.

"No doy entrevistas porque me regañan", sostuvo una y otra vez mientras salía del Foro Uno, donde sesionó el citado Consejo. Refirió que evita dar declaraciones porque luego se equivoca.

"Cuando quiero decir algo me siento en casa a escribirlo y luego llega a pasar hasta un mes en correcciones antes de publicarlo", comentó ante la insistencia de que contestara un par de preguntas.

Luego salió al paso personal del canal universitario para solicitarle algún autógrafo y de inusitado buen humor dejó salir a flote sus dotes de don Juan, repartiendo dedicatorias, apretón de manos y hasta abrazos para quienes portaban alguno de sus libros.

"En hojas sueltas ya no firmo nada", dijo sarcástico a una chica que había pedido unas prestadas. "Mejor me das tu dirección y si no te hago llegar un libro mío, donde quiera que me vuelvas a ver me golpeas... lo malo es que me gusten los golpes y entonces nunca te firme nada", le dijo pícaro el autor de "Vivir para contarla".

Cordial, amable, coqueto y parlanchín, el escritor colombiano continuaba sin prisa el recorrido a la videoteca de TV UNAM, donde lo esperaban impacientes el rector Juan Ramón de la Fuente y otros consejeros.

Posó para las fotos y se dio tiempo para escuchar peticiones como las de la mujer que a falta de autógrafo pidió un abrazo, ante lo cual el Nobel preguntó con desánimo, si sólo querría un abrazo, para luego sin más complacerla y dejarse tomar un par de placas más.

También le dio un autógrafo a una niña de unos seis años y posó casi en cuclillas al lado de una chica más alta que él, para finalmente subir a la camioneta donde lo esperaba la comitiva del rector y otros consejeros.

"Yo no doy entrevistas, sólo hago libros y los firmo", sentenció el periodista y escritor, quien aunque radica en México siempre es objeto de reflectores.

Fuente: Notimex

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web