Sábado
19
Septiembre
Occidentes

"Arte menor", su libro, habla de una joven que trata de reconstruir a su padre muerto a través de los relatos de sus amantes.

El Premio Clarín de Novela fue para Betina González, una autora de 34 años


El misterio de la figura paterna es el tema que guía el relato de Arte menor, la obra de Betina González que anoche se consagró Premio Clarín de Novela 2006. La autora, que se había pre sentado al concurso bajo el seudónimo de Márgara Mansel, consigue un acercamiento realista, en una trama que sigue el trabajo detectivesco de una mujer que busca las huellas de su padre muerto en los testimonios de quienes fueron sus amantes. González, investigadora y comunicadora social, que pronto verá editada su novela bajo el sello Clarín Alfaguara, se llevó anoche, además del alegrón, un cheque por cien mil pesos.

El jurado integrado por el Premio Nobel José Saramago, la española Rosa Montero y el argentino Eduardo Belgrano Rawson, también eligió entre las diez novelas finalistas dos menciones. La primera fue para Beatriz Alloe, autora de La lectora indómita. Y Daniel Guebel, escritor de trayectoria, se llevó la segunda mención por su novela Aniquilación, una obra sobre la inmigración.

En el arranque Ricardo Kirschbaum, editor general de Clarín, anunció que tenía una noticia: Las viudas de los jueves, la novela premiada el año pasado, será llevada al cine. Y la filmará nada menos que Lucrecia Martel.

Luego, Kirschbaum invitó al auditorio a participar de una juego, el de "imaginar la imaginación, entender su rol en el periodismo y en la literatura". Y señaló: "Creo que en los hechos, en lo que nos rodea, reside siempre el punto de inicio de un relato, sea periodístico o literario. El buen periodista no puede separar su intuición anticipatoria ni su convicción íntima de los hechos. Para él, imaginación e información son dos campos imantados, esta es la clave del periodista: tener una mente que le permita imaginar pero aferrándose a lo indeleble, a lo que sucedió. En la sociedad contemporánea al escritor se le pide, en cambio, algo diferente: una capacidad de modelar los hechos desde un lugar nuevo, propio, fundante, que abra ventanas hacia una realidad que todavía no existe".

Estuvieron presentes el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Telerman; el Subsecretario de Cultura de la Nación, Pablo Wisznia y por Clarín Héctor Aranda, gerente general, Ricardo Kirschbaum, editor general, Julio Blanck y Daniel Fernández Canedo, editores jefes del diario, Juan Bedoian, editor general de la Revista Ñ, Saturnino Herrero Mitjans, director de Asuntos Corporativos del Grupo Clarín, Marcela Noble Herrera, adscripta a esa dirección y Martín Etchevers, gerente de Comunicaciones Externas.

Aunque él no pudo asistir a la ceremonia, el genio de Saramago llegó a través de un video en el que el escritor reconoció que hacía un esfuerzo enorme para disfrazar la envidia que sentía hacia quienes sí podían estar en "esta fiesta del libro". "Yo creo que realmente el premio Clarín se va a convertir en un gran premio, que ya lo es", consideró el Nobel.

Un rato más tarde el auditorio hizo silencio para escuhar a Mercedes Sosa, acompañada por la guitarra de Juan Falú. La tucumana cantó Zamba para no morir y a continuación La viajerita, de Yupanqui. Toda la sala terminó dando palmas.

A través de un video, Saramago contó que el jurado no tuvo dificultades para llegar a un acuerdo sobre la novela ganadora y sobre las menciones: "sorprendentemente hemos coincidido en todo", señaló. Y le auguró a la ganadora un futuro brillante.

González estaba en el medio de la sala y saltó al escuchar el título de su novela. Literalmente: saltó. Llegó al escenario, donde Rosa Montero la esperaba con un largo abrazo. La española la tomó de la mano y la llevó hasta el micrófono. Primero habló Montero: dijo que quería agradecer ser parte de "un premio tan vivo" como el de Clarín. Y que la premiada "es una novela fascinante, de gran calidad literaria, un juego de magia". Después, habló la ganadora: "Me cuesta creer que una novela que habla sobre la mentira pueda ser premiada", dijo. Contó el orgullo que sentía porque sus primeros críticos fueran los escritores de ese jurado. Después, champagne. No era para menos.

Fuente: Clarín

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web