Miércoles
28
Octubre
Occidentes

El escritor argentino acaba de publicar en España el libro 'Prisión perpetua', y expresó en Barcelona su convencimiento de que "vivimos con la idea de que no podemos conocernos, pero sí narrarnos"

Ricardo Piglia: ''Lo importante en literatura es que la voz sea convincente; el estilo es secundario''


Sobre la "problemática de la recomposición de la propia persona" giran las dos novelas cortas que integran el volumen: Prisión perpetua, que da nombre al conjunto, y 'Encuentro en Saint Nazaire'.

Al hilo de su reflexión, Piglia sugiere otra idea: "Quizá es loco aquel que no puede narrar su propia vida, que vive en la fragmentación".

El resto de los mortales, añade el autor argentino, son todos "expertos en la narración, aunque luego el resultado sea más o menos acertado, pero la práctica de narrar es central en nuestras vidas, es un punto de conexión entre todos nosotros".

En última instancia, según el autor de Plata quemada, una de las obras que lo hizo reconocido, estamos ante "la tensión entre vida y literatura", como queda plasmado en la gran obra en lengua castellana, 'El Quijote'.

Detrás de 'Prisión perpetua' (Anagrama) se encuentra un trabajo sordo pero eficaz: el diario que Piglia comenzó a escribir en 1957 con 16 años, a raíz de la caída del peronismo, que obligó a su familia a dejar su Adrogué natal (en el cinturón de Buenos Aires), en una especie de "exilio interior".

Piglia relee a menudo esos diarios que escribe desde hace cincuenta años y que aún continúa escribiendo, "en momentos de melancolía" o en otras ocasiones.

Incluso, el autor argentino anunció su intención de publicarlos y quizá, apunta, "la mejor manera sería atribuyéndolos a Emilio Renzi", su alter ego, "a la manera de Stendhal o también de Pessoa".

Para publicar aquellos escritos, señala, es necesaria una selección con un criterio claro, que "el interés del lector trascienda al personaje, es decir, que lo que se explica en el marco general sea más interesante que lo que le sucede al protagonista".

Las dos historias que componen 'Prisión perpetua' fueron escritas en 1988 y con motivo de la presente edición española el propio Piglia ha sido el primer sorprendido al descubrir que se trata de "relatos gemelos".

En 'Prisión perpetua' el autor cuenta fragmentos de su vida "sin incurrir -dice- en la confesión sentimental ni en la autoindulgencia, mientras que 'Encuentro en Saint Nazaire'" fue escrito durante una estancia de tres meses en la Casa de los Escritores Extranjeros y de los Traductores de Saint Nazaire, en el occidente de Francia.

Fuente: El Tiempo

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
La Máquina de Susana, de Moira Irigoyen
¿Era ilusión, o juventud divino tesoro?
Ejercitación de las funciones ejecutivas
Paidós lanza al mercado una obra de suma utilidad para psicólogos, psicopedagogos y otros profesionales que aborden el entrenamiento cognitivo y ejecutivo.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2020 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web